aliens

alien

 

Los Xenomorfos no utilizan armas ni ningún tipo de tecnología, pero poseen una gran fuerza, resistencia y agilidad, además de la capacidad de adherirse en las superficies, lo que le permite caminar por techos y paredes.

Su primera defensa es su exoesqueleto de polisacárido mutado de silicón polarizado, el cual lo protege de impactos, temperaturas extremas e incluso resiste periodos prolongados en el espacio, en los apéndices de sus extremidades su exoesqueleto termina en puntas filosas que obran a modo de garras y aguijón. Mientras que en algunos especímenes se ha visto que su dureza se atenúa a medida que se acerca a la boca hasta obtener la flexibilidad de un par de labios.

Emplean su larga cola como método de defensa y ataque, esta termina en una punta afilada, no todos la utilizan en combate, pero al ser usada es un arma de precisión letal y con la fuerza suficiente como para levantar con ella a su víctima una vez la ha atravesado.

Su compleja mandíbula consta de dientes delanteros superiores o incisivos superiores similares a los de los humanos, junto a un par de caninos alargados. A simple vista los dientes de los Xenomorfos no parecen estar compuestos de hueso con base de calcio como los de los animales terrestres; tienen una apariencia platinada, y una notoria resistencia, capaces de romper materiales duros como metales o rocas. A esta poderosa dentadura se suma una segunda mandíbula retráctil proveniente del esófago, los Xenomorfos pueden atacar con esta segunda mandíbula sacándola a gran velocidad y golpeando con ella cuando están frente a sus adversarios, a modo de un pequeño ariete; al parecer la utilizan principalmente para alimentarse. Algunos Xenomorfos tienen la capacidad de lanzar una sustancia corrosiva por la boca.

Los Xenomorfos poseen un tipo de ácido desconocido en lugar de sangre como sistema de defensa final. Este ácido no es solo un método de defensa, los Xenomorfos no poseen aparato digestivo, por lo que toda materia ingerida por su organismo es disuelta por su sangre y transformada en energía, esto le permite alimentarse prácticamente de cualquier cosa. Se ha visto en ocasiones que lo utilicen como arma o herramienta, provocandose heridas para salpicar a sus oponentes o para corroer elementos tales como paredes o trampas.

Tambien poseen una vision periferica de 300º y equipada con una vision nocturna natural.

Finalmente, poseen una tolerancia al dolor que les permite combatir aun estando seriamente heridos. Si un Xenomorfo ha perdido algún miembro o ha sufrido heridas su potencial de combate se verá apenas afectado. Por lo general los métodos más efectivos para matarlos son la destrucción del cerebro o tórax, explosión, acribillamiento masivo o incineración.

Aliens